Páginas vistas en total

jueves, 28 de abril de 2016

¿Porque es importante el Sacre Urbano?


¿Qué es el SACRE? Es un programa de Seguimiento de Aves Comunes Reproductoras en España. En este caso es el Seguimiento de Aves Comunes Reproductoras Urbano, es decir dentro de las ciudades.

                                            -o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-


Las ciudades son un medio ambiente más en el que vive o pasa la mayor parte del tiempo un alto porcentaje de la población humana. Conocer el estado de la biodiversidad urbana es fundamental para saber su estado de salud. Las poblaciones de aves como indicadoras del medio pueden darnos esa información. Para ello, solo hay que hacer un seguimiento de sus poblaciones. Las diferencias de abundancia a lo largo de una serie de años nos indica si el medio está cambiando o no y si lo está haciendo de forma favorable o desfavorable.

El que las aves sean muy visibles a los ciudadanos y conocidas, además de pocas especies en comparación con las que podemos encontrar en otros medios, hace que la participación de ciudadanos sin muchos conocimientos de aves sea posible.

Además, el Seguimiento de Aves Urbanas se puede hacer desde la puerta de casa dando un paseo y parándose en los 10 puntos establecidos en el recorrido. En esos 10 puntos solo hay que contar el número de aves que se detectan de cada especie durante 5 minutos: Ejemplo: veo o escucho 10 palomas domésticas, 30 gorriones comunes, 5 urracas, 1 verdecillo…

Puede hacerse en las primeras horas de la mañana o en las últimas de la tarde que es cuando las aves presentan mayor actividad.

Utilidad de los datos
Los datos obtenidos durante varios años van a permitir que tengamos una medida de la salud de nuestras ciudades. Si las poblaciones de aves se mantienen estables o favorables nos indicarán que las ciudades se están manteniendo en las mismas condiciones o que están mejorando en cuanto a calidad de vida. Si, en cambio, disminuyen, nos estarán indicando que las condiciones del medio urbano son cada vez peores y se podrán poner medidas para revertirlo. Si no lo medimos, no sabremos el estado del medio en el que vivimos.

Además, el índice de impacto global obtenido con los datos de seguimiento de poblaciones de aves se ha establecido como medida del impacto del cambio climático para evaluar el progreso hacia el logro de la meta de Aichi de Diversidad Biológica de la Convención de Naciones Unidas. Los datos obtenidos de las poblaciones de aves en las ciudades serán un aporte más a este índice.

El ejemplo más conocido es el gorrión común, que en algunas ciudades como Londres o Praga sus poblaciones han descendido enormemente pasando de ser muy abundantes a ser difícil verlos. No tenemos constancia de si eso puede estar ocurriendo en alguna ciudad de España y es necesario establecer sistemas de seguimiento de poblaciones de aves para poder detectarlo a tiempo.      

                                                            -o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Puedes participar haciéndolo en Murcia, Cartagena, Jumilla, Lorca, Molina, o donde quieras que vivas.
Yo voy a participar. Es sencillo y divertido, Elije un recorrido con 10 puntos diferentes dentro de la ciudad a unos 500m uno del otro. Tienes que hacer este recorrido temprano por la mañana. En cada uno de los puntos debes pararte, y durante 5 minutos anotar todos los pájaros que veas o que reconozcas por su canto. Así de sencillo y divertido.

Para más detalles métete en:
http://www.seo.org/wp-content/uploads/2016/04/instrucciones-sacre-urbano.pdf

En breve pondré el recorrido que voy a hacer en Murcia, por si alguien más se apunta, para que no coincidamos en el mismo recorrido.






Parus major - Carbonero común

 Ayer, durante un paseo por Murcia, he visto muchos carboneros en distintos sitios. El de arriba en el Jardín de La Seda. El de abajo en una calle del barrio de Vistabella.
 El de aquí abajo en la Plaza de los Patos, también en el barrio de Vistabella de Murcia.
Fotos tomadas el 27/04/16.

domingo, 24 de abril de 2016

¿Paloma azul?

 ¿Una paloma azul? Pues sí. Probablemente un palomo de concurso cuyo amo ha decidido teñirlo enterito de azul. Desde luego ¡¡¡nadie lo podrá confundir!!!
Fotos tomadas a la entrada del Jardín del Malecón (Murcia) el 11/04/16.

viernes, 22 de abril de 2016

Primer Seguimiento de Aves Urbanas (Sacre Urbano)

A pesar de la alteración del hábitat natural que produce, la ciudad moderna no es un desierto de fauna, sino que es un lugar donde conviven una gran variedad de especies de animales que hacen uso, en mayor o menor grado del espacio urbano. Distintos estudios han puesto de manifiesto el efecto
negativo que tiene la extensión del medio urbano sobre la riqueza de especies autóctonas, pero los ecosistemas urbanos albergan un mosaico de hábitats singulares que dan cabida a diversas especies de animales. Así, debemos considerar que la fauna es un elemento clave del ecosistema urbano que aporta variedad biológica (biodiversidad urbana) a este medio. También es conocido que la fauna y la naturaleza en general aportan calidad de vida a los ciudadanos, por lo que la biodiversidad se puede considerar beneficiosa para las ciudades y para las personas.
La presencia del notable número de aves que habitan con nosotros en nuestras ciudades está muy relacionada con el patrimonio verde, que mejora la salud ambiental de la ciudad y la embellece. Así, la existencia de aves y su diversidad es un “indicador de calidad ambiental”. Conocer, respetar y cuidar nuestra fauna y flora constituye, por tanto, un beneficio, una responsabilidad y un deber como ciudadanos. Con la puesta en marcha del Primer Seguimiento de Aves Urbanas (Sacre Urbano) desde SEO/BirdLife se pretende que los habitantes de las ciudades conozcan las aves que habitan los núcleos urbanos y que ellos mismos realicen los inventarios de fauna y el seguimiento de sus poblaciones. Es una forma de concienciar a los ciudadanos y de hace ciencia ciudadana.
-------------------------

Yo voy a hacerlo, ¿alguien más se apunta?

domingo, 10 de abril de 2016

Recuperación de Fauna Silvestre en el T.M. de Torrevieja en 2015

No creo que sean muchos los municipios de España que tengan un servicio de Recuperación de Fauna Silvestre, como el de Torrevieja. Lo resalto en este blog porque la gran mayoría de la fauna recuperada son aves.

El Núcleo Zoológico Municipal, se encarga de coordinar la labor y de recordar anualmente el Protocolo establecido al respecto. Se reparten unas cajas de cartón plegadas (para guardar momentáneamente los animales, hasta que se recogen) a distintos puntos (Puestos de Socorrismo de las Playas, Parques y Jardines, Protección Civil, Guardia Civil).

Seguidamente os dejo el informe publicado este año:
http://torrevieja.es/sal/Ayuntamiento/Medio%20Ambiente/Indice%20Medio%20Ambiente/2016-04-01-Recuperaci%C3%B3n%20Fauna%20Salvaje%20Informe%202015.pdf
Merece la pena leerlo. Es corto y muy interesante.

Gracias especialmente al coordinador de esta magnñifica labor: Juan Antonio Pujol.

Myiopsitta monachus - Cotorra argentina

 Una pareja de cotorras argentinas montando el nido en el Paseo del Malecón (Murcia) cerca del Colegio de los Maristas.
 Fotos tomadas el 10/04/16.
Puedes ver las fotos ampliadas, pinchándolas.

Sylvia cantillans - Curruca carrasqueña

 Una curruca carrasqueña en el Jardín de La Seda de Murcia. Las fotos no son muy
 buenas porque estaba un poco lejos, pero sirve de testimonio. Es la primera que veo en
la ciudad.
Fotos tomadas el 10/04/16. Pínchalas para verlas un poco mejor.

Carduelis chloris - Verderón común

 Un verderón común en el Jardín de La Seda de Murcia.
Fotos tomadas el 10/04/16.

Familia numerosa

 Una pata criolla con su prole (13 pollos!) en uno de los estanques del Jardín de
La Seda.
Fotos tomadas el 10/04/16.
Pinchando las fotos se pueden ver ampliadas.

Parques y jardines refugios de vida silvestre (2)

Aves de parques y jardines (2)




Las aves que viven en los jardines son, principalmente, aquellas que originalmente habitaban los bosques, como el petirrojo, el ruiseñor, el zorzal, el carbonero, el herrerillo... También se han quedado a vivir entre nosotros aves que frecuentaban los lugares más abiertos y despejados, como las palomas y las tórtolas. Pero a esta lista de animales, le debemos añadir aquellas aves acuáticas que o de ecosistemas fluviales que podemos ver, a veces, frecuentemente en alguna fuente o un gran estanque de un jardín de grandes dimensiones como, el cisne común, la garza real y, sobre todo, se le debe sumar el ánade real (Anas platyrhynchos), muy abundante en lagos y estanques de casi todo el mundo.
Hay aves que viven todo el año en nuestros jardines, como el mirlo. En invierno, es la época adecuadas para ver los carboneros porque no migran a lugares más cálidos. También, en esta época podemos observar a las aves que llegan del norte de Europa en busca de un lugar más cálido, como los curiosos petirrojos o los menos conocidos lúganos. Sin embargo, existen algunas especies concretas que sólo vienen a pasar los veranos en nuestros jardines. Algunos, incluso, sólo están de paso en momentos concretos del año, el caso más representativo es el de la codorniz (Coturnix coturnix). Se han visto en ocasiones estos animales visitar los jardines y parques urbanos durante sus migraciones en primavera. También es el caso de las especies de gran tamaño típicas de los bosques, como gavilanes (Accipiter nisus) o mochuelos (Athene noctua), que no llegan a nidificar tampoco, porque les falta la tranquilidad necesaria que se da en sus hábitats naturales originales y sólo visitan los jardines, ocasionalmente, para alimentarse.
Las aves utilizan del jardín los setos y arbustos para anidar, para alimentarse o para posarse a cantar. Sin embargo, las necesidades de cada animal varía según la época del año; no es lo mismo para ellos la estación hibernal que la época de cría.

Los parques y jardines atraen muchas aves, no sólo por la abundancia de comida fácil, también por la falta de depredadores que se encuentran en estos hábitats.

viernes, 8 de abril de 2016

Sylvia melanocephala - Currica cabecinegra

 Una curruca cabecinegra, recogiendo comida en el suelo del Jardín de La Seda de Murcia.
Fotos tomadas el 08/04/16.

Streptopelia decaocto - Tórtola turca

 Una tórtola turca en el Jardín de La Seda de Murcia.
Fotos tomadas el 08/04/16.

Loxia curvirostra piquituerto común

 Un piquituerto ha estado posando para mí durante más de 10 minutos. Primero
 estando quieto en una rama. Después bajando a beber en el riachuelo del Jardín de la Seda de Murcia.
Fotos tomadas el 08/04/16.

Serinus serinus - Verdecillo

 Verdecillos en muchos sitios: en los jardines, en las calles. Estos concretamente en el Jardín de La Seda de Murcia.
Fotos tomadas el 08/04/16.

Hirundo rustica - Golondrina común

 Unas 15 o 20 golondrinas sobrevolando a toda velocidad uno de los dos estanques del Jardín de La Seda (Murcia).
Las fotos no son muy buenas debido a la velocidad de las aves. Han sido tomadas hoy, 08/04/16.
Si quieres ampliar las fotos, pínchalas.

martes, 5 de abril de 2016

Rivalidad

 Una garceta y una garza real peleando por el lugar de pesca, en el río Segura a su paso por Murcia, a la altura del Auditorio Víctor Villegas.
Fotos tomadas el 05/04/16.

lunes, 4 de abril de 2016

Parques y jardines refugios de vida silvestre


De Botanical-online, S.L.



Los jardines y los parques en general están habitados durante todo el año por un gran número de fauna aviar (sobre todo, aves de bosque) que varía según el tamaño del propio lugar, así como con la riqueza en especies vegetales que contienen.

Estos refugios de vida salvaje se convierten en un lugar privilegiado para las aves, el conjunto de fauna silvestre más abundante de las ciudades. No obstante, los parques y jardines no son únicamente valiosos por contener a variadas poblaciones de estos animales. También podemos ver en estos hábitats otros animales, como mariposas y otros insectos polinizadores (abejas, moscas cernidoras), caracoles y babosas, lombrices). Los mamíferos si que son menos abundantes, con excepción de las ardillas y algún que otro animal menos deseable, como las ratas y ratones.

Para que un jardín tenga vida animal, y en particular, que esté visitado por aves regularmente, es indispensable que tenga una zona importante de setos, pero sobre todo, que haya una diversidad de especies vegetales, cuanto mayor mejor.


¿Por qué eligen las aves los jardines como su hogar?



Además de árboles, césped, setos y otros elementos vivos de los jardines, los elementos no vivos que podemos encontrar en cualquier jardín, como estanques o muros rocosos, también contribuyen a aumentar la riqueza en especies animales de tipo aviar, porque proporcionan un mayor número de microhábitats diferentes adecuados para cada especie de ave en particular.

Cuanto más alejada se encuentre el parque o jardín del núcleo urbano mayor diversidad en especies animales también tendrá.

Por otra parte, el clima puede ser un factor que promueva a estos animales el quedarse en un jardín o parque urbano.
En las ciudades, la temperatura de media siempre es algo superior y en algunos casos la diferencia entre dentro y fuera de la ciudad puede ser muy grande, de varios grados en las grandes urbes.
Los motivos para explicar este fenómeno se encuentran en que, por un lado, en estos ecosistemas artificiales el viento es más débil, dificultado por los grandes bloques de edificios, con lo que no existe una gran disipación del calor interno de la ciudad. El tipo de materiales con los que está formado la ciudad, como el asfalto y cemento de las calles y el material con el que se construyen los edificios absorbe mucho calor que se va disipando durante la noche. Por otra parte, la ciudad no sólo recibe calor (del sol), también lo genera, del transporte público y privado, calefacciones, etc.
Por lo tanto, en una ciudad respecto a un medio no urbano, se produce más calor y la pérdida de este calor es menor, con lo que es normal que la temperatura en los puntos situados dentro de las ciudades, como los parques y los jardines, sea sensiblemente superior.
Este hecho es aprovechado a su favor por algunas especies animales, hasta el punto que si no fuese por las ciudades difícilmente se encontrarían por todo el mundo, como son las cucarachas, que necesitan temperaturas elevadas para vivir.
Pero en lo que nos refiere, algunas aves también se benefician del clima más suave de las ciudades. Especialmente, aquellas que no son nativas de una zona concreto, como es lo que sucede con las cotorras (cotorra argentina y cotorra de Kramer) en la Península Ibérica, donde, por el momento, sólo habitan en las zonas ajardinadas de las grandes ciudades, como Barcelona, Valencia o Madrid.


¿Qué aves podemos encontrar en los jardines?


Las aves que viven en los jardines son, principalmente, aquellas que originalmente habitaban los bosques, como el petirrojo, el ruiseñor, el zorzal, el carbonero, el herrerillo... También se han quedado a vivir entre nosotros aves que frecuentaban los lugares más abiertos y despejados, como las palomas y las tórtolas. Pero a esta lista de animales, le debemos añadir aquellas aves acuáticas que o de ecosistemas fluviales que podemos ver, a veces, frecuentemente en alguna fuente o un gran estanque de un jardín de grandes dimensiones como, el cisne común, la garza real y, sobre todo, se le debe sumar el ánade real (Anas platyrhynchos), muy abundante en lagos y estanques de casi todo el mundo.

Delichon urbica - Avión común

 Los aviones comunes también están sobrevolando la ciudad.
Fotos tomadas desde el balcón de mi casa el 04/04/16.

Apus apus - Vencejo común

 Las primeras fotos (malas) de los vencejos que van surcando el cielo de Murcia.
Fotos tomadas desde el balcón de mi casa el 04/04/16.
Como siempre (y más en este caso) para ver las fotos ampliadas, basta pincharlas.