Páginas vistas en total

domingo, 19 de julio de 2015

Turdus Merula - Mirlo común

 Un pollo de mirlo que todavía no se atreve a volar.
 Fotos tomadas el 02/07/15 en el Jardín de La Seda (Murcia)

Biodiversidad Urbana

Asún Ruiz, Directora Ejecutiva de SEO Birdlife

Tradicionalmente las relaciones entre urbanismo y conservación de la naturaleza han sido “tensas”. Esto no nos debería extrañar si tenemos en cuenta que la expansión urbanística es una importante amenaza para la biodiversidad. Durante décadas desde las ONGs ambientales hemos dado la batalla para evitar que se urbanicen espacios naturales, con algunas celebradas victorias y, lamentablemente, numerosas derrotas. No cabe duda de se debe seguir trabajando duro en esta línea, para evitar que el crecimiento de las ciudades o el desarrollo de infraestructuras destruyan hábitats de interés para nuestras especies amenazadas.

Pero, ¿Cuál debe ser nuestra postura cuando una zona es calificada como urbanizable y entran las excavadoras? ¿Qué hacemos con más del 2,5% del territorio español ocupado por suelos urbanos? ¿Debemos trabajar por la conservación de la biodiversidad en estos ambientes tan transformados por el hombre?. Desde SEO/BirdLife, y también desde un creciente número organismos internacionales, ONG y científicos, opinamos que sí, que tenemos que empezar a trabajar por la naturaleza también en nuestras ciudades. Por este motivo SEO/BirdLife desarrolla diversos proyectos e iniciativas orientadas a la conservación de las aves y la biodiversidad urbana.


Tres razones para conservar la biodiversidad en las ciudades

La biodiversidad aporta servicios ecosistémicos también en las ciudades y contribuye a mejorar la calidad de vida de la población urbana, por ejemplo las arboledas urbanas ayudan a amortiguar la temperatura, limpian el aire y contribuyen a fijar el CO2. Pero además numerosos estudios científicos han demostrado que un mayor contacto con la biodiversidad contribuye a mejorar la salud de los habitantes de las ciudades.

Integrar de la conservación de la biodiversidad en la planificación y gestión de nuestras ciudades ayudará a retener en la trama urbana, al menos, una parte de las comunidades biológicas presentes en la zona, y por tanto a reducir el impacto de la expansión urbanística. Debemos tener en cuenta que la crisis global de la biodiversidad es tal, que a la lista de especies amenazadas como el águila imperial, el urogallo o la malvasía cabeciblanca, se están sumando especies comunes que tradicionalmente han convivido con el hombre en pueblos y ciudades, como está pasando con el gorrión común en el Reino Unido. Por tanto también las ciudades pueden llegar a convertirse en espacios en los que conservar especies amenazadas.

Pero la razón que tiene más peso a la hora de justificar la conservación de la biodiversidad en las ciudades, es que en ellas vive más de la mitad de la población mundial. La mayoría de las personas que pueden influir en que la conservación de la naturaleza sea una prioridad de nuestros gobiernos viven en ciudades, en espacios dominados por el asfalto y el hormigón y cada vez más alejados de la naturaleza. Es necesario potenciar las oportunidades de “conocer para conservar”, incorporando, acondicionando y gestionando espacios para la biodiversidad en nuestras ciudades.


Sylvia atricapilla - Curruca capirotada

 En estos días se ven pocos aves en los jardines.No se si se debe a las temperaturas muy altas o simplemente a que están ocupados con sus pollos.
Aquí tenemos una curruca capirotada que se ha dejado ver.
Fotos tomadas el 02/07/15.

miércoles, 1 de julio de 2015

Turdus merula - Mirlo común

 Un mirlo común con la cabeza totalmente pelada. ¿Alguién sabe a que puede ser debido?
Fotos tomadas en el Jardín de La Seda el 10/06/15.

Serinus serinus - Serín verdecillo

 Uno de los muchos verdecillos que se oyen por la ciudad. Este, en lo alto de un árbol
en el Jardín de La Seda el 10/06/15.

Turdus merula - Mirlo común

 Mirlo común alimentando su pollo en el Jardín de La Seda (Murcia).

 Fotos tomadas el 10/06/15.