Páginas vistas en total

domingo, 19 de octubre de 2008

Código ético para observar aves

El número de personas interesadas por las aves aumenta día a día y es primordial que nos tomemos en serio nuestra responsabilidad para evitar cualquier daño a la naturaleza en general y a las aves en particular. También debemos ofrecer una imagen responsable a los no aficionados que pueden verse afectados por nuestras actividades, y particular-mente aquellos en cuya simpatía y apoyo se basa el futuro de las aves.
Para ello hemos elaborado este Código de Conducta, sencillo pero esencial que está formado por los siguientes 10 puntos:
1.- El bienestar de las aves debe de ser lo primero.
Tanto si eres anillador, fotógrafo de la naturaleza, científico o sencillamente, un observador de aves, debes tener en cuenta que el bienestar del ave es SIEMPRE lo primero.
2.- El hábitat debe de ser protegido.
El hábitat es vital para las aves, por lo que todas nuestras actividades deben de ser respetuosas con él y no causarle ningún daño. Debemos dejarlo todo tal cual lo encontramos.
3.-No alterar el comportamiento de las aves lo más mínimo.
La tolerancia de las aves a las molestias de los humanos es diferente según la especie de que se trate y de la época del año. Debemos procurar no molestarlas en ningún momento, pero sobre todo en época de cría, ya que podríamos provocar el abandono del nido, con la consiguiente pérdida de la puesta. Lo mismo ocurre en invierno, cuando las condiciones adversas causan una pérdida de energía difícil de contrarrestar. También debemos tener
especial cuidado durante la migración, ya sea otoñal o primaveral.
4.- Cuando encuentres una especie de ave en peligro, informa con pero cuidado.
Si encuentras una especie en peligro criando y piensas que necesita protección, informa a SEO/BirdLife lo más rápidamente posible, en cualquiera de sus oficinas. Es la mejor forma de protegerla y conservarla, evitando dar a conocer la localización exacta en otros círculos que
puede ser aprovechada por recolectores de huevos o por otros colectivos que puedan ocasionar molestias. Además constituiría un dato muy importante para el conocimiento y la protección de esa especie. No debe visitarse el lugar donde está criando la especie a lo largo de este período.
5.- No debes acosar a las especies divagantes ni rarezas.
Las aves divagantes o rarezas no deben ser molestadas. Si localizas alguna, debes dar a conocer la observación a SEO/BirdLife para que sea evaluada por nuestro Comité de Rarezas a través del correo rarezas@seo.org . Sin embargo, procura no comentarlo a todo el mundo, la
afluencia desmesurada de observadores de aves en esa zona puede ocasionar molestias. Del mismo modo si crees que se trata de un ave exótica puedes comunicarlo a nuestro Grupo de Aves Exóticas a exoticas@seo.org.
6.- Respeta la normativa sobre la protección de las aves en todo momento.
Las aves están protegidas por la ley (Ley 42/2007 del Patrimonio natural y la Biodiversidad). Éste es el resultado de varias generaciones de observadores de aves, científicos o aficionados.
7.- Respeta los derechos de los propietarios de las fincas.
Los derechos de los propietarios de la finca donde queremos acudir deben ser siempre respetados. No entrar en dichas fincas sin permiso previo y no salirse de los recorridos permitidos es esencial para la conservación de las especies.
8.- Respeta los derechos de las personas de la zona de observación.
Cuando coincidas en la zona de observación con más visitantes, debes tener en cuenta que tienen los mismos derechos que tú a disfrutar del entorno natural y de su avifauna.
9.- Comparte tus citas con otros observadores locales.
Muchos de los conocimientos sobre las especies que tenemos hoy en día es el resultado de la suma de las citas compartidas voluntariamente por muchos observadores de aves. Por este motivo sería conveniente que tus citas se añadieran a las anteriores para lograr un mejor conocimiento y una mayor protección y conservación de las aves.
10.- Compórtate como te gustaría que otros se comportaran en tu zona.
Un buen comportamiento y el seguimiento de estas sencillas normas, convierte a los observadores en embajadores de la conservación de las aves y de sus hábitats.

SEO/BIRDLIFE - http://www.seo.org/

No hay comentarios: