Páginas vistas en total

domingo, 20 de marzo de 2016

Por una ciudad amigable para las aves


“Una ciudad amigable para las aves es también una ciudad amigable para las personas. Un ecosistema plano genera una ciudad plana. Una ciudad diversa forma un ecosistema ciudadano múltiple y especifico en su diferencia. Son muchas las iniciativas ciudadanas que construyen desde el espacio público. Ahora, pensemos también lo que podemos hacer en nuestra práctica diaria desde nuestros espacios domésticos”, afirma Mauro Gil-Fournier.

Hay incluso una visión utilitaria en todo esto. Una mayor diversidad de aves en nuestras ciudades repercute en nuestro estado de ánimo. Los pájaros urbanos alegran el ambiente y nuestra vida diaria. Además, las aves llevan a cabo servicios útiles como comer insectos o contener plagas. Y, como queda claro, son un indicador de la calidad de vida en la ciudad. Una mayor o menor abundancia y diversidad de especies en la ciudad remite a una diversidad de tramas urbanas, edificios con tejas y agujeros, parques diversos con árboles viejos, espacios abiertos de hierba o arbustos escondidos, cascos históricos ricos y complejos.

Información recogida en la Web de Seo-Birdlife

No hay comentarios: