Páginas vistas en total

lunes, 10 de noviembre de 2008

El Epidexipteryx Hui

Artículo publicado en el suplemento “Nuestra Tierra” (*) del periódico “La Verdad” y que nos informa del que probablemente haya sido el primer pájaro en la tierra.

“Un diminuto dinosaurio con plumas que vivió hace más de 150 millones de años y que se alimentaba de huevos robados permite explicar una etapa importante de la evolución de los reptiles hacia los pájaros, según un estudio difundido el pasado día 22. En un lenguaje inusual para una comunidad científica, paleontólogos chinos reconocen que este dinosaurio era francamente «raro». Este animal era un pariente lejano del tiranosaurio, pero no más grande que una paloma. Aunque estaba cubierto de plumas, no podía volar porque no tenía plumas en el contorno de las extremidades.
Este hallazgo aporta mayor complejidad a la historia de la evolución de dinosaurio a ave y apoya la hipótesis de que la transición se produjo a partir de los terópodos.
La criatura vivió hace entre 152 y 168 millones de años, de acuerdo con los análisis de su fósil, descubierto en Daohugou, en Mongolia Interior, al norte de China. Llamado Epidexipteryx Hui, este minidinosaurio era un depredador de dos patas que vivió en la era Jurásica Media o Inferior.
Es probable que no pesara más de 164 gramos y que se alimentase de huevos que encontraba o robaba, de acuerdo con este estudio.
El Epidexipteryx Hui vivió poco antes del Archaeopteryx, que surgió hace unos 150 millones de años y es considerado generalmente como el primer pájaro. A pesar de poseer muchos rasgos de un dinosaurio, el Archaeopteryx sí que podría haber sido capaz de volar.
No obstante, una de las interrogantes que plantea esta teoría de un «ave primitiva» es cómo fue posible que los dinosaurios desarrollasen plumas. ¿Acaso las plumas le proporcionaban calor, o le permitían escapar para saltar o deslizarse a un lugar seguro desde un árbol o encontrar alimentos? Se plantean los expertos.
El equipo de científicos chinos, dirigido por el cazador de fósiles Xing Xu, del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Pekín, afirma que las largas plumas de la cola del Epidexipteryx Hui señalan una función diferente.
Estos investigadores creen que ese plumaje poco frecuente era un adorno que servía para atraer al sexo opuesto. Al igual que el pavo real, que despliega su cola para atraer a la hembra, el dinosaurio probablemente mostraba sus plumas al cortejar a su elegida. El nombre de Epidexipteryx Hui proviene de un compuesto griego que significa «despliegue de plumas» y de Yaoming Hui, un paleontólogo chino fallecido en abril de este año después de una larga enfermedad a los 42 años.”

(*)http://canales.laverdad.es/nuestratierra/nt30102008/Indice.html

No hay comentarios: