Páginas vistas en total

sábado, 10 de mayo de 2008

La ornitología y el ocio al aire libre revitalizan una zona deprimida entre Cádiz y Sevilla

Artículo de Miguel G. Corral, sacado de “elmundo.es”:

CORIPE (SEVILLA).- «¿Para qué se iban a quedar? Ni hablar. La mayoría de la gente joven se tenía que ir a Canarias y Baleares a trabajar de camarero», dice Andrés Jiménez, coordinador de la Patrulla Verde, que ofrece información y ayuda a lo largo del trayecto de la Vía Verde de la Sierra, entre las provincias de Sevilla y Cádiz. «Sólo ahora, desde que la gente viene a montar en bicicleta por el antiguo trazado del tren, algunos jóvenes podemos trabajar aquí». En la actualidad, hay 26 personas que trabajan en actividades relacionadas con este camino natural.
Los pueblos que lindan con el itinerario están rodeados de montes cubiertos por encinas, quejigos y un verdor propio de una selva. A seis kilómetros de Coripe, un peñón de más de 500 metros de altura y un cañón, llamado el Estrechón, tallado por el río Guadalporcún albergan la mayor colonia de buitres leonados del sur de Europa con 240 parejas, según las últimas estimaciones: la reserva natural del Peñón de Zaframagón.
Fijándose bien se puede llegar a distinguir en lo alto de un monte contiguo la presencia de una cámara de vídeo de alta precisión que puede moverse 360 grados y que se dirige desde el centro de interpretación que hay junto al trazado.
Allí, mientras controla el mando y busca algún nido, José María Carrascoso, antiguo alcalde de Coripe, cuenta los últimos acontecimientos que ha habido en la pared. «Hace tres días se murió un pollo en el nido debido a las fuertes lluvias y la madre aún no se ha movido de allí, como si estuviese esperando a que la cría despierte», cuenta José María, «a mí no me interesaban los buitres antes de trabajar aquí, pero el día que vi esta escena salí del centro casi llorando».
Desde que instalaron la cámara, a los gestores de la Vía Verde se les encendió la bombilla de una nueva idea para impulsar aún más el ecoturismo en la zona. «Los ingleses y los holandeses que han pasado por aquí han quedado encantados con la cantidad de aves que se pueden avistar», dice el presidente de la Fundación Vía Verde de la Sierra, Francisco Menacho. «Ahora, queremos conjugar el cicloturismo con la ornitología».
El fin de semana del 10 y 11 de mayo puede ser una buena oportunidad para acercarse a este camino natural o a cualquier otro, ya que se celebran los actos de conmemoración del día de las Vías Verdes y, además, este año se cumplen 15 años desde que arrancó el Programa Vías Verdes.
El peñón de Zaframagón no sólo puede presumir de sus buitres. En la zona es común avistar alimoches, abejarucos, halcones peregrinos y, en el comienzo de la noche, algún búho real. La cámara del centro de interpretación tiene imágenes grabadas de un águila perdicera dándose un baño en el Estrechón del Guadalporcún.
La actividad del 'bird watching' (avistamiento de aves) está aún por explotar en la zona, pero, ante las perspectivas de crecimiento de la oferta ecoturística en los pueblos que rodean a la vía verde (hay seis proyectos de hoteles, albergues y casas rurales en marcha, lo que duplicará la capacidad en la zona), puede convertirse en un reclamo importante que atraiga al público interesado por la naturaleza y que evite que los jóvenes tengan que marcharse a Ibiza para poder trabajar o montar un negocio.

No hay comentarios: